lunes, 1 de febrero de 2016

Como Agua Para Chocolate por Laura Esquivel. | Reseña #4


Novela de entregas mensuales con recetas, amores y remedios caseros.


Coahuila, en tiempos de la Revolución mexicana. 


Como Agua para Chocolate es una expresión utilizada en México para decir que alguien está muy enojado. "Hirviendo", podría decirse. 

Es también el título de este libro, y la historia de Tita. La tercera y menor hija de la familia De La Garza.
 Una familia que vive en un rancho en el pueblo fronterizo de Piedras Negras, en México. Tita es una increíble cocinera, hija de familia y una muy linda jovencita. 

Nuestra historia comienza cuando Pedro, un joven del pueblo decide pedir la mano de Tita en matrimonio. Al comentarle a su madre la noticia, Tita descubre que según la tradición de la familia, al ser la menor de las hermanas, tiene prohibido el casarse. Ella debe estar soltera por siempre y cuidar de su madre, Mamá Elena, hasta que muera. 
Pedro, incapaz de casarse con Tita, decide casarse con su hermana mayor, Rosaura. De esta manera, según el, por lo menos estaría cerca de Tita. 
El sufrimiento de Tita es enorme, y tan poderoso, que cuando sus lágrimas caen en el fondant del pastel, todos los que lo comen sufren de una tristeza inmensa. 

Esta historia está contada en 12 capítulos, cada uno narrando una parte de la historia, y una receta de la familia De la Garza. Combina una narrativa fascinante con tradiciones y un toque místico. Es, sin lugar a dudas, un clásico de la literatura mexicana. 

Apasionado, romántico, super natural y fascinante. Sin lugar a dudas, uno de mis libros favoritos.

Le di 5/5 estrellas en Goodreads y un 97% en mi escala de 100. 

En México lo puedes encontrar en el catálogo de Penguin Random House. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario